Una batería capaz de aguantar temperaturas extremas sin merma de rendimiento

Una startup china asegura haber desarrollado en laboratorio una batería muy especial: además de ofrecer una autonomía de mil kilómetros y de poder recargarse en un tiempo récord, la nueva batería es capaz de mantener plenamente su eficacia sin verse afectada por las condiciones meteorológicas adversas.
Una batería capaz de aguantar temperaturas extremas sin merma de rendimiento
©Greater Bay Technology

A día de hoy, cuanto más frío hace, más se resiente la autonomía de las baterías. La empresa Greater Bay Technology, sin embargo, presume de haber desarrollado una batería capaz de resistir temperaturas extremas sin perder un ápice de su potencia o autonomía, especialmente cuando hace mucho frío.

Para fabricar su nueva batería Phoenix, esta startup perteneciente al grupo chino GAC utiliza materiales superconductores e integra una tecnología de gestión térmica única en su género, gracias a la cual el dispositivo es capaz de pasar de -20 a 25º centígrados en apenas cinco minutos. Por otro lado, seis minutos son suficientes para obtener una carga del 80%. Sabiendo que su autonomía con una carga completa podría rondar los mil kilómetros, imaginamos que no son pocos los fabricantes chinos que ya se están interesando por esta nueva tecnología.

Greater Bay se dio a conocer gracias a sus primeras baterías de carga rápida, capaces de completar un ciclo de recarga en quince minutos y con una autonomía media de 500 kilómetros. Estas baterías son las que equipan algunos de los modelos de la marca Aion, fabricante muy popular en China y uno de los muchos que componen el grupo GAC.

Una innovación así supone un reto adicional para los fabricantes occidentales en la carrera tecnológica que mantienen con los fabricantes chinos.